INTERVIEW

Friday, April 12, 2013

Núcleo familiar, base de la sociedad.

Esto no significa que los jóvenes vivimos añorando un tiempo del que no fuimos parte, además porque uno mal puede añorar algo que no conoció sino apenas por la riqueza que puede llegar a tener la  transmisión oral; pero lo que si puede y debe ocurrir es que propicie una profunda reflexión sobre las razones por las cuales se está extinguiendo de manera vertiginosa una estructura básica como la familia y sobre la importancia de reconocer que la misma se asienta hoy y siempre  en el  amor a Dios, a los padres, el respeto, consideración, moral  y gratitud que muchos le señalan como la memoria del corazón; vista hoy como algo obsoleto, caduco, bueno y propio para otros tiempos, pero no para el actual donde cada vez importa menos aquellos valores porque la prioridad está en otras cosas.

¿Será qué los amig@s, Facebook, el iPod, la televisión, el cine, las fiestas, el paseo en los centros comerciales, pasaron a ser el motivo de nuestra atención? ¿Pero que hay con la conversa así sea en un pequeñito momento del día? ¿Será que todos los padres y nosotros ya nos acostumbramos a no comunicarnos? ¿Es que cada uno aprendió a ser tan egoísta que no comparte nada con nadie?

Lo malo de todo esto es que no queremos entender el valor de la comunicación familiar, de esos hermosos y queridos momentos que pueden perdurar por el resto de la vida cuando como respuesta a nuestras confidencias recibimos amor, solidaridad, buen consejo y lo que es importante absolutamente desinteresado.

Lástima que a veces es demasiado tarde, cuando confiando en alguien equivocadamente nos sinceramos y recibimos  supuestos buenos consejos, que al venir de personas a las que también les puede faltar compromiso y sabiduría, provocan en ocasiones la toma de decisiones equivocadas, las que hacen que pueda quedar en el camino nuestros objetivos, metas, realizaciones, crecimiento académico y personal.

No pensemos que quién se esfuerza por recordar y hacer efectivos los valores que trascienden y fortalecen a la familia somos la excepción, pensemos siempre que los honestos somos más y somos los que no debemos desistir de luchar en contra de la violencia en todas sus formas, la inmoralidad, la falta de honradez, el soborno, incentivadas por la televisión con programas que incitan al consumo del alcohol, droga, sexo sin responsabilidad lo que trae consigo el aborto, embarazos no deseados, abandono de criaturas.

Esforcémonos cada día por retomar al sendero por el que debemos ir, padres e hijos, direccionando todas nuestras acciones hacia las buenas costumbres donde prevalezca el amor, respeto, sinceridad, honradez, como normas fundamentales en las que se asienta el núcleo familiar, que a su vez es base de la sociedad.

Por: Camila Rodríguez

Corresponsal 

Unidad Educativa Academia Militar del Valle 


Print
Author: Anonym
0 Comments
Rate this article:
No rating

Categories: InterviewNumber of views: 11147

Tags: Núcleo familiar sociedad familia

Leave a comment

This form collects your name, email, IP address and content so that we can keep track of the comments placed on the website. For more info check our Privacy Policy and Terms Of Use where you will get more info on where, how and why we store your data.
Add comment

Theme picker