Innovación educativa

FALSO DILEMA

En la ordenanza 493 aprobada en Enero del presente año, el Ex-alcalde Augusto Barrera y sus concejales ordenaron que en lugar de cantar la segunda estrofa del himno a Quito, se cantara la cuarta debido a que según la mayoría política de ese Concejo esa estrofa realza el colonialismo del que fue objeto Quito, mientras que la cuarta estrofa denota su carácter libertario, en tanto subraya  que es la primera ciudad que se liberó del yugo español y dio comienzo a una serie de revoluciones que se dieron en esa época.

La segunda estrofa del himno, dice: "Oh ciudad española en el Ande/ oh ciudad que el Incario soñó/ porque te hizo Atahualpa eres grande/ y también porque España te amo" y en su interpretación se dispone sustituirla por la cuarta que dice: "Cuando América toda dormía/ oh muy noble ciudad, fuiste tú/ la que en nueva y triunfal rebeldía/ fue de toda la América luz".

El actual Alcalde Mauricio Rodas afirma que los ciudadanos estamos en la libertad de cantar el Himno a Quito de acuerdo a lo que nos enseñaron en las instituciones y que él lo hará como lo hacen los quiteños cantando la segunda estrofa, lo que fue criticado por el Presidente Rafael Correa quien asegura que eso es regresar a la época de la colonia y que Quito no es grande porque España la amó sino por ser la Luz de América.

El ex cronista de Quito, Juan Paz y Miño, asegura que ni cantar la segunda o la cuarta estrofa está mal, porque cada una de las 6 estrofas por las que está conformada el Himno contienen una época de la historia de la ciudad, ni cantar la cuarta estrofa en lugar de la segunda implica estar despreciando el legado español que es parte de nuestra ciudad.

Esta controversia que plantea un falso dilema, en tanto cantar la segunda estrofa no nos hace “colonizados” ni cantar la cuarta nos hace “más libres”, demuestra cómo un tema relativamente intrascendente es manipulado de forma demagógica por políticos que están llamados a dar ejemplo de tolerancia y ética. Cada ciudadano de Quito debe estar en libertad de decidir si canta o no tal cual estrofa en función de su propia visión de la historia de la ciudad.  Este Quito contemporáneo es  producto de un mestizaje, no podemos negar que Rumiñahui quemo la ciudad entera para salvarla de ellos ni que España de entre las cenizas hizo resurgir un gigante rodeado de montañas, cuna de grandes personajes de la historia e impulsadora de la Revolución que se llevaría a cabo y que como resultado haría que otras ciudades decidieran buscar su libertad.

Entonces les propongo a los políticos que plantean estos debates intrascendentes que se canten las 6 estrofas del Himno a Quito y que se callen en la segunda los “libertarios” y cierren la boca en la cuarta los “colonizados”.  La mayoría de ciudadanos de esta ciudad, cantaremos con unción y orgullo todas las estrofas porque no renegamos de nuestro pasado indígena y español.

Print
Author: Editor
0 Comments
Rate this article:
4.8

Leave a comment

This form collects your name, email, IP address and content so that we can keep track of the comments placed on the website. For more info check our Privacy Policy and Terms Of Use where you will get more info on where, how and why we store your data.
Add comment

Theme picker