EDUCACIÓN

Accesibilidad en la Educación a Distancia: Cómo crear el mejor contenido educacional digital

La forma en la que se enseña a distancia no puede ser igual a la presencial y la forma de evaluar la calidad del contenido depende de su accesibilidad

¿Has escuchado alguna vez sobre la Accesibilidad en la educación a distancia o por qué es tan importante? Si la respuesta es negativa, no debes preocuparte. Sabemos que, hasta hace muy poco, este era un tema que no requería especial atención por parte de institutos educativos o padres de familia.

En términos generales, accesibilidad se entiende como la condición de ser accesible o, mejor dicho, tener acceso a algo. La Sociedad Internacional de Tecnología en Educación (ISTE) se remite al concepto que la organización Be Accessible comparte para explicarlo mejor: «la accesibilidad es todo sobre nuestra capacidad de interactuar, usar, participar y pertenecer al mundo que nos rodea».

En otras palabras, se trata de la equidad de acceso y, sobre todo, el asegurar que los estudiantes tengan las mismas oportunidades de crecimiento laboral desde el principio.

Cuando el docente hace su contenido de enseñanza digital Accesible, toma un enfoque proactivo que permite a los estudiantes involucrarse de manera inmediata, independientemente de sus necesidades o habilidades únicas.

Accesibilidad vs. Adaptabilidad

Por supuesto que el uso de la palabra «únicas» está bien empleado, sobre todo en el sector educativo. No todos los niños tienen las mismas facilidades o dificultades durante el proceso de aprendizaje, por lo que no se les puede enseñar de la misma manera. La respuesta para este dilema es: adaptabilidad.

La Adaptabilidad es definida por ISTE como «los cambios en el contenido y la evaluación que el docente realiza durante la instrucción y que es exclusiva a un alumno».

Cabe destacar que el diseño accesible de todo contenido digital no elimina la necesidad de adaptaciones para los alumnos. Por el contrario, si solo confiamos en la adaptabilidad, es posible que se creen obstáculos, impidiendo las oportunidades equitativas para el éxito.

¿Cómo crear contenido digital accesible para los estudiantes?

Ciertamente, diseñar contenido accesible toma un poco más de tiempo que hacerlo sin la accesibilidad en mente. Sin embargo, cuando un estudiante no avanza al mismo ritmo que los demás, toma aún más tiempo buscar los motivos y crear nuevos métodos de enseñanza para que pueda entender.

Para ayudarte, considera los siguientes seis elementos de contenido accesible:

  1. Formato del texto

Los títulos y subtítulos son una excelente manera de dar pausas y organizar la lectura. Muchas personas recurren solo al uso de Negrita o aumentar el tamaño, ignorando completamente que Google Docs o Microsoft Word permiten agregar índices a partir de tales títulos, haciéndolos más fácil de acceso para el estudiante.

Si no conoces cómo funciona este sistema o algunos de los magníficos recursos que ambas opciones incorpora, tal vez pueda interesarte conocer más sobre nuestro curso de Procesador de textos.

  1. Lectura de PDF

Muchos materiales educativos se encuentran en formato PDF. ¿Cómo evaluar si es accesible? Fácil: busca resaltar partes del texto o utiliza la función Buscar para encontrar palabras específicas. Si ambas opciones están disponibles, entonces es un material accesible.

  1. Uso del color

Es posible utilizar colores para resaltar ciertos aspectos de un texto. De hecho, es recomendable, aunque sin exagerar. Nadie quiere leer un título con fondo rojo y letras amarillas.

  1. Animación y efectos visuales

Existen tres reglas simples: 1) Evita animaciones intermitentes o parpadeantes; 2) En las presentaciones, usa transiciones lentas y simples; 3) Evita usar sitios web con demasiados anuncios.

  1. Hipervínculos

Un consejo en cuanto a hipervínculos es evitar depender del contexto para que el estudiante sepa a qué está ingresando.

  1. Subtítulos de vídeo

YouTube es actualmente una herramienta muy usada (y recomendada) para los docentes. Los vídeos son una forma cómoda e interactiva de compartir el contenido de una clase. Sin embargo, no siempre los audios son accesibles, por ello es bueno aprovechar la opción de subtítulos que ofrece. Para ello puedes crearlos por tu cuenta o modificar los que YouTube incorpora de forma automática.

Si utilizas otra plataforma, asegúrate de que al menos permita pausar el vídeo o que admita bajar su velocidad para que el estudiante pueda tomarse el tiempo de entenderlo.

Sin importar si estás reciclando el contenido del año pasado o si quieres crear uno nuevo para adaptarlo a las clases online, es momento de evaluar si es accesible para todos los estudiantes.

Print
0 Comments
Rate this article:
2.5

Categories: EducaciónNumber of views: 516

Tags:

Leave a comment

This form collects your name, email, IP address and content so that we can keep track of the comments placed on the website. For more info check our Privacy Policy and Terms Of Use where you will get more info on where, how and why we store your data.
Add comment

Theme picker