EDUCACIÓN

6 consejos para adaptarse a la educación a distancia con éxito

La educación a distancia llegó para quedarse, descubre cómo sobrevivir a ella

Aún sin noticias sobre una posible vacuna para contrarrestar la crisis sanitaria causada por la enfermedad del coronavirus, profesionales e institutos educativos de todo el mundo se han visto en la necesidad de recurrir a las diferentes herramientas que ofrece la Web 2.0.

En IBEC Latam sabemos que no es fácil cambiar de la modalidad presencial a la digital. En circunstancias normales, requeriría de tiempo y esfuerzo. Sin embargo, ante lo extraordinario de la situación que se vive internacionalmente, queremos compartir seis consejos que te ayudarán a adaptarte con éxito a la educación a distancia.

6 consejos para adaptarse con éxito a la educación desde casa

Para quienes la educación a distancia es una nueva experiencia, al principio parecerá imposible de conquistar. Sin la debida práctica y apoyo, esta tarea resultará más una pesadilla que otra cosa. Por ello es importante no desesperar. Debemos ser comprensivos con nuestros errores y aquellos que cometan los demás. Todos estamos aprendiendo. Poco a poco las cosas se serán más conocidas, más fáciles y se hará más notorio cuán útil es el Internet.

Para ayudar con esta adaptación, lee y aplica los siguientes tips.

  1. Encuentra las oportunidades

El Internet está lleno de información sobre la educación a distancia, aún más ahora que miles de institutos educativos están recurriendo a ella para proteger a los más jóvenes. Sin embargo, es importante saber identificar cuál es la herramienta que se convertirá en una oportunidad para facilitar tu experiencia.

Busca escuchar a quienes ya saben cómo funcionar en el mundo digital: UNESCO, expertos de la región, TED Talks, etcétera. Asegúrate de saber quiénes han escrito y probado lo que te recomiendan. Por ejemplo, mira este artículo de la BBC, donde comparten opciones para enseñar matemática e idiomas.

IBEC Latam ofrece una facilidad similar a través de la plataforma de integración educativa, IBEC Learning, donde los docentes tienen acceso a herramientas audiovisuales, de administración de archivos o recursos y de programación e calendarios.

  1. Crea una rutina

Sin la necesidad de movilizarse, es posible dejar de lado aspectos importantes de la rutina como lo son el mantenernos activos, pasar tiempo con nuestros seres queridos, ¡lavarnos las manos!, y descansar.

 Para evitarlo, programa tus actividades de la semana con las mismas herramientas que te sirven en estos momentos para trabajar y entretenerte: Google, Outlook, Trello y muchas otras aplicaciones en línea, te permiten agendar recordatorios que te obligarán a complementar de mejor forma tus días en casa.

En IBEC Learning hemos creado la herramienta Agenda, con el fin de que los docentes puedan programar diferentes actividades y que estas aparezcan como una notificación para sus estudiantes y padres de familia. Así, ambas partes podrán establecer qué horarios están dedicados exclusivamente para la clase de cómputo, por ejemplo.

En todo caso, recuerda incluir horarios para tus comidas, descanso y actividad física, no solo el trabajo y los estudios.

  1. Una actividad a la vez

El multitasking es uno de los grandes problemas que el acelerado ritmo de la vida en la era digital ha traído como consecuencia. Este anglicismo hace referencia a la forma en la que intentamos realizar diferentes actividades al mismo tiempo, lo que trae como consecuencia que no se avance en ninguna significativamente y nos llenemos de estrés y frustración.

Para ayudarte a evitar este error, crea objetivos a través de preguntas similares a: ¿qué deseo completar en esta semana?, ¿leer un libro?; ¿cómo quiero que mis estudiantes aprendan este tema?, ¿a través de una evaluación?

Mientras organizas tu agenda, establece fechas de entrega o tiempos de realización para lo que deseas completar.

Sé realista en cuanto al tiempo que te tomará —o que podría tomarle a otra persona— y no te exijas por encima de lo que puedes dar. De lo contrario, corres el riesgo de sentirte insatisfecho con lo que haces.

  1. Explícale a los más jóvenes lo que sucede

Es probable que tanto niños como adolescentes no entiendan la gravedad de la situación. Por ello es importante mantener una línea constante de comunicación, tanto por parte de los padres como de los docentes.

Es deber de ambos mantenerlos informados de dos puntos:

  • Número uno: si bien no deben alarmarse, la situación es bastante delicada, por lo que deben cuidar siempre su higiene personal y transmitir este mismo mensaje a sus compañeros. Si somos más, la diferencia será aún mayor.
  • Número dos: estos no son tiempos de vacaciones, por lo tanto, deben mantener una rutina para sus estudios y tiempos de ocio. Allí servirá bastante las herramientas de calendarios. A través del ejemplo, aprenderán mejor.
  1. Apoyar y guiar las tareas escolares

En la búsqueda de implementar nuevas vías de comunicación con sus estudiantes, muchos docentes han recurrido a programas de videoconferencia gratuitos. La baja seguridad de estos ha permitido que hackers accedan a la información personal de miles de usuarios.

Por esta razón es una responsabilidad de las autoridades de los institutos educativos reconocer la seguridad de las plataformas que los docentes estén utilizando para comunicarse con los estudiantes, así como también mantener informados a los padres de familia los momentos de conexión y que estos también vigilen a qué tienen acceso los jóvenes.

Es precisamente esta necesidad por parte de los institutos educativos lo que nos llevó a implementar la herramienta Conferencias, una especie de aula virtual donde los docentes podrán llevar a cabo videollamadas con la completa seguridad y respaldo que ofrece nuestra plataforma de integración educativa.

Asimismo, es importante informarnos y fomentar el interés por la seguridad en el Internet. La Sociedad Internacional de Tecnología en Educación (ISTE) enseña a los más pequeños a ser más cuidadosos con su huella digital en los cursos de Computer Learning Kids.

  1. Fomenta un espacio saludable

El espacio donde trabajes debe ser cómodo para ti: sin ruido o distracciones, sin dolores de espalda y con las herramientas que necesitas a la mano. Sin embargo, también es importante crear un espacio libre de tecnología.

Sabemos que, momentáneamente, salir de casa no es una opción, pero no por ello debes invertir tu tiempo únicamente frente al teléfono móvil, el computador o la televisión.

Lee un libro, crea manualidades, toma siestas, juega en familia, prepárate una comida especial, date un baño de dos horas, ¡baila! Cuídate a ti y a tus seres queridos.

En tiempos de crisis, lo importante es tratar de mantenernos unidos, buscando solucionar los problemas del día y sin preocuparnos excesivamente por aquello que no está en nuestras manos.

Recuerda siempre estar cerca de tus seres queridos y cultivar su bienestar mental y físico.

Print
Author: ibecnews
0 Comments
Rate this article:
4.2

Categories: EducaciónNumber of views: 773

Tags:

Leave a comment

This form collects your name, email, IP address and content so that we can keep track of the comments placed on the website. For more info check our Privacy Policy and Terms Of Use where you will get more info on where, how and why we store your data.
Add comment

Theme picker